(volver página anterior)

el elefante... El patito feo... Iurdian bost letra...  Julio tiene miedo...  
La rana Micaela...
 
 (página activa)  Teo y su cumpleaños...  Teo y su hermana...

Teo se ha despertado muy contento y enseguida se ha ido a duchar.

-¡ Qué bien he dormido, mamá ! -dice Pablito.

-¿No vienes a ducharte? -pregunta Teo a su hermano mientras se enjabona.

En la cocina, todos ayudan a preparar el desayuno.

-No te pongas nerviosa, Cleta, ahora te doy la leche -le dice su papá.

-Ya estoy preparado y tengo un hambre... -comenta Pablito, que ya ha acabado de arreglar la carpeta.

-¡Qué tostadas tan buenas, mamá! ¿Podré comer alguna más? -dice Teo.

-¿Quieres un poco más de leche,Pablito? -pregunta su mamá.

Mientras se dirige hacia el colegio con su papá, Teo observa cómo ponen gasolina a un coche.

-Mira, papá, con el depósito lleno podrá correr mucho.

En la escuela, Teo y sus amigos dibujan diferentes alimentos.

-No te preocupes, Ana -le dice la señorita-, ya verás como ahora te saldrá mejor.

Todos los niños juegan en el patio esperando que los vengan a buscar.

-¡Uf! ¡Qué sed tengo! -dice María mientras bebe agua de la fuente.

Teo, su madre y sus hermanos van a comprar a la lechería.

-¡Mamá, mamá! Cuando hayas comprado la leche, ¿me dejarás pesar en la báscula como aquel señor? -pregunta Teo.

Mientras su mamá compra la carne, Teo le enseña el pescado a Cleta y le explica:

-Mira, Cleta, si comes mucho pescado te harás tan grande como yo.

Teo y Pablito ayudan a su mamá a comprar la fruta.

-¿Cuántas cerezas quiere? -le pregunta el tendero.

¡Mira, mamá, cómo meten el pan en el horno! -exclama Pablito.

<<¡Mmmmm!, estas pastas deben de estar riquísimas>>, piensa Teo.

-¡Ya hemos llegado a casa, Teo! ¿Está muy cansado? -le pregunta su mamá.

-¡No! -contesta Teo muy contento-. Aún me quedan fuerzas gracias al buen desayuno que he tomado esta mañana.