Grafiti

Cuatro fases podemos considerar en torno a la evolución artística del grafiti; una primera fase centrada en la marca personal, el “tag”, la firma. Una segunda fase se puede hallar en el asalto de las calles, la extensión incontrolada de la marca personal originaria. En una tercera fase se crece hacia expresiones artísticas, generalmente reivindicativas, con una elaborada calidad gráfica y, ya en una cuarta fase, el muralismo, en cuanto obra pictórica, entra a formar parte cada vez más aceptada de un grafismo urbano, próximo al grafitero, de indudable mérito y valor artístico.

Las primeras manifestaciones del grafiti lo fueron en cuanto marca personal de jóvenes deseosos de dejar su firma en las calles u otros espacios públicos destacando su originalidad, su diferencia, su personal forma de pintar destacando un estilo propio.

El grafitero amplió su entorno de expresión asaltando calles y espacios públicos urbanos multiplicando sus firmas incluso al margen de la ley. Escaparates, trenes, vehículos de todo tipo, paredes, muros, fachadas, aceras, suelos… todo espacio transitado públicamente en los entornos urbanos se convirtieron en objetivos para albergar los más variados grafitis.

Las expresiones gráficas del grafitero evolucionaron hacia campos más allá de las propias firmas o marcas personales. Asuntos de interés social o humano, político o religioso, cultural o revolucionario… entraron a formar parte de algo más rico en contenidos que las firmas que los definen. Todo ello da lugar a un cada vez más reconocido espacio de expresión artística libre, abierta y creativa.

El muralismo hoy ha ganado espacios en nuestras calles ocupando cada vez más lugares urbanos de todo tipo, especialmente fachadas de edificios, rótulos comerciales o entornos dedicados expresamente a este tipo de creación artística.

Actividades


Si tenemos que buscar un denominador común en estas cuatro fases básicas de expresión grafitera, podemos destacar su carácter público, social, creativo y reivendicativo. EXPRESAD POR ESCRITO qué aspectos halláis más interesantes en la obra grafitera, cuáles os parecen rechazables y cuáles encomiables.

Otras actividades