LA  MASTICACIÓN

La boca es la primera estación de la comida. Cada parte realiza una determinada función. Los dientes cortan, mascan y trituran grandes trozos de alimentos. La lengua mueve pedazos de comida para que los dientes puedan cogerlos, y los empuja hacia el fondo de la boca cuando están preparados para ser tragados. Las glándulas salivares producen un líquido acuoso que humedece la comida para que pueda resbalar fácilmente hacia el estómago. Y toda la boca calienta los alimentos fríos y enfría los alimentos calientes. Todo lo que se mete en la boca es convertido en trozos pequeños y humedecidos que se pueden tragar. Todo ello sirve para que se pueda digerir la comida más fácilmente después. La boca tiene otra importantísima función: modula los sonidos de la "caja sonora" (en la garganta) y los convierte en palabras.

 

 

Hasta los 6 años, los dientes de los niños se llaman dientes de leche, porque empiezan a salir cuando el niño es aún un bebé. Al nacer los niños no tienen dientes.

   
Los primeros dientes crecen hacia los 7 meses.
   
A partir de los 6 años, los dientes de leche se caen.
   
Después, salen los dientes definitivos.
   
 

Los dientes están situados en las mandíbulas. Son muy sólidos y fuertes porque están cubiertos por una materia muy dura: el esmalte. Debajo de los dientes de leche, se encuentran los dientes definitivos.

 

   

 

Cuando no duele un diente suele ser debido a que una caries ha atacado el nervio. Las caries van agujereando el diente hasta destruirlo si no lo impedimos. El médico estomatólogo (dentista) es el especialista en el cuidado y salud de la boca.

 

   
 

MANDÍBULA DE UN NIÑO: Un niño tiene 24 dientes y un adulto 32. Los incisivos y los caninos sirven para cortar y desgarrar los alimentos. Las muelas sirven para triturarlos, masticarlos.

 

   

 

MANDÍBULA DE UN MAYOR: La masticación debe ser reposada, sin prisas, saboreando la comida y tragando solamente cuando el bocado está bien masticado y ensalivado. La mala masticación castiga al estómago al obligarle a realizar tareas que no le corresponden (masticar, tritura, humedecer... etc.)

 

   
 

Si con la lengua sigues el borde de tus dientes de delante a atrás, comprobarás que poseen formas distintas. Cada una de ellas tiene una función especial para el primer paso de la digestión. En la mitad de la parte superior de la boca tenemos:
- 2 dientes de bordes cortantes que sirven para cortar (incisivos).
- 1 diente saliente y puntiagudo que sirve para desgarrar (canino).
- varios dientes de bordes anchos que sirven para moler y triturar (muelas).

 

   
 

Este es uno de los dientes que trituran; una muela, cortada para ver su interior. La parte alta, encima de la encía, es la corona. Las partes inferiores, las raíces, sujetan la muela con fuerza a la mandíbula. La capa exterior del diente es esmalte, la sustancia mas dura del cuerpo. Esto es así porque debe triturar alimentos duros. Dentro hay una capa de dentina, bastante dura pero que puede amortiguar choques y golpes. El esmalte y la dentina no tienen vasos sanguíneos ni nervios; por tanto, no sienten. Dentro de la dentina está la pulpa dental, que tiene muchos vasos sanguíneos y nervios. El dolor de muelas se produce porque algo ha atravesado el esmalte y la dentina afectando a los nervios.

   

PALABRAS CLAVE: caries ] [ esmalte ] [ glándulas salivares ] [ incisivos ]
[ médico estomatólogo ][ caninos ] [ muelas ] [ dentina ]

 
 

Imprimir esta Página

 
[ inicio ] [ documentos ] [ enlaces ] [ guía didáctica profe ]

[ créditos ] [ mapa wq ] [ comunicaciones ] [ trabajos ]

[ índice InterPeques ] [ otras WQs ]