LA  ASIMILACIÓN

Todo el proceso que vemos en [ el viaje ] de los alimentos a través del tubo digestivo tiene un objetivo principal; desmenuzar los alimentos y prepararlos para ser asimilados por nuestro cuerpo a través de la pared intestinal. El proceso digestivo se consuma, logra sus objetivos, cuando se aportan al cuerpo las sustancias nutritivas necesarias para su desarrollo y se libera la energía necesaria para una vida sana.

Todo este proceso se desarrolla con la intervención e interacción de múltiples órganos no solo del aparato digestivo. El aparato digestivo provee a la sangre de sustancia nutritivas y el aparato respiratorio aporta oxígeno. La circulación sanguínea nutre cada célula (unidad vital fundamental), cada parte del cuerpo humano, liberando la energía necesaria para vivir.

En los alvéolos pulmonares el oxígeno pasa a la sangre la cual se dirige hacia el corazón y de ahí a todo el cuerpo. Gracias a este oxígeno se puede realizar la combustión de los alimentos liberándose energía vital y produciéndose dióxido de carbono como sustancia de desecho que hemos de eliminar.

El oxígeno es un gas que producen las plantas verdes y que es absolutamente necesario para vivir. Por esta razón es muy conveniente la protección de nuestros bosques y la existencia de zonas verdes y parques en las ciudades.

   

   

Hígado y riñones desempeñan un importante papel. El hígado tiene un rico flujo sanguíneo; además de tratar los nutrientes de la digestión almacena sustancias que dan energía (glucosa y almidón). También almacena vitaminas y descompone células sanguíneas viejas.
Los riñones son filtros de sangre, la limpian de impurezas que expulsan al exterior en forma de orina.

   

Los rumiantes tienen un estómago muy especial, un estómago 4 en 1. El estómago de una vaca tiene no una cámara como el nuestro, sino cuatro. La hierba masticada va primero a la panza, donde es parcialmente digerida. Después la vaca devuelve la comida a la boca y la mastica otra vez (rumia). A continuación vuelve a tragarlo y va las otras cámaras. Esta doble digestión sirve para que la vaca saque el máximo provecho de su áspera comida a base de hierbas y plantas.

   

Los azúcares y las grasas dan al cuerpo la energía que necesita para funcionar. Los azúcares se encuentran en el pan, las pastas, las patatas y las legumbres. Las grasas están en la carne, el aceite, la leche y la mantequilla.

 
   

Las vitaminas del hígado, de la mantequilla, de los huevos y del aceite son buenas para los huesos y la piel.

 
   

Alimentos que favorecen el crecimiento son las carnes, los pescados, los huevos, la leche y las legumbres.

 
   

Las vitaminas de la carne, de los cereales, de las frutas y verduras son buenas para los músculos.

 
   

Frutas y verduras contienen vitaminas que nos ayudan en la lucha contra las enfermedades.

 
   

Pescado blanco, queso y mantequilla contienen vitaminas buenas para los huesos.

 
   

Todos los días debe estar presente en tu dieta uno de los alimentos de cada parte de las seis que señala la rueda (lácteos, carnes o pescados, cereales, aceites, frutas y verduras). Son alimentos básicos. Casi todas las comidas son buenas, a condición de que no se coma demasiado de una única cosa. El cuerpo necesita un suministro regular de una adecuada variedad de comidas para estar saludable y funcionar.

 
   

Necesitamos proteínas para tener energía (1), vitaminas para prevenir enfermedades (2), fibra para ayudar al aparato digestivo (3), agua y vegetales (4). El agua es vital, se puede estar mas tiempo sin comer que sin beber agua.

 
   

PALABRAS CLAVE: glucosa ] [ almidón ] [ célula ] [ rumia ] [ proteínas ]
[ vitaminas ] [ fibra ] [ agua ]

 

 
 

Imprimir esta Página

 
[ inicio ] [ documentos ] [ enlaces ] [ guía didáctica profe ]

[ créditos ] [ mapa wq ] [ comunicaciones ] [ trabajos ]

[ índice InterPeques ] [ otras WQs ]